Accidentes por Exceso de Consumo en Bebidas Alcoholicas

Ver también: Cómo Se Lleva un Caso de Lesiones Personales

La palabra “accidente” no es exactamente precisa para describir colisiones que involucran a conductores intoxicados, que toman deliberadamente la opción de ponerse detrás de un volante bajo la influencia del alcohol o las drogas. Ahora es bien sabido que manejar bajo la influencia del alcohol o drogas aumenta sustancialmente las posibilidades de que un conductor cause una grave colisión automovilística. Las consecuencias pueden ser extremadamente graves: muerte por negligencia o lesiones muy serias, incluyendo daño cerebral, parálisis o quemaduras graves.

De acuerdo con la Asociación Madres en Contra de Conductores Intoxicados, cerca del 27% de los accidentes de tráfico fatales en el 2008 involucraron a conductores intoxicados. Este dato es mejor que el promedio nacional del 32%, pero aún así mucho más alto de lo que debería ser. De acuerdo con las investigaciones realizadas por el Departamento Federal de Transportes, cerca de un tercio de las víctimas en accidentes durante el 2007 eran nada menos que las personas intoxicadas mismas – pasajeros, peatones o personas en otros vehículos. La misma agencia reportó que, entre las muertes de pequeños en accidentes de tráfico, el 15% fueron causados por conductores bajo los efectos del alcohol – y la mitad de esas muertes fueron muertes de niños que iban como pasajeros en carros conducidos por adultos intoxicados.

Las leyes y los jurados en Georgia no ven con buenos ojos a los conductores que muestran estar bajo la influencia de alcohol o drogas. La responsabilidad legal (falta por accidente) es generalmente más fácil de probar en el caso de conductores intoxicados, particularmente si el conductor fue acusado de conducir intoxicado por bebidas alcohólicas o drogas o con por una ofensa de inseguridad. Esto significa que a las victimas se les ofrecerá una compensación más grande – y si tienen que ir a la corte para hacer cumplir sus derechos, las víctimas tienen derecho a solicitar daños punitivos. La compensación por daños punitivos son pagos especiales, no aplican en todos los casos, y tienen la intención de castigar la conducta de un infractor. Normalmente bajo las leyes de Georgia, los daños punitivos tienen como tope $250,000, pero si está involucrado el alcohol, los cargos por daños punitivos pueden ser ilimitados. Desde luego, las víctimas tienen derecho a reclamar todos los daños relacionados como cualquier víctima en otro accidente en Georgia podría reclamar, incluyendo sus facturas por servicios médicos, costos de reparación y otros costos relacionados con el accidente así como compensaciones por dolor, sufrimiento o discapacidad permanente o cicatrices.

Si esto le suena familiar, el abogado en Atlanta para accidentes ocasionados por abuso en el consumo de bebidas alcohólicas Charles Scholle le puede ayudar. Particularmente en los casos de conductores intoxicados, el comprende que sus clientes llegan a él en un momento de intensa pena física y emocional, y a menudo bajo tensión financiera. Esta es la razón de por qué el Despacho Jurídico de P. Charles Scholle trata de hacer que el caso sea tan fácil como sea posible para sus clientes explicándoles completamente la situación y su papel en el; manteniéndoles al tanto de los progresos; y trabajando para conseguirles el mejor resultado financiero posible.

Si usted o un ser querido ha sido lesionado por un conductor irresponsable y está listo para tomar cartas en el asunto, por favor contacte a Charles Scholle para una consulta gratis hoy mismo. Desde su oficina Central en el Condado de Gwinnett el representa a sus clientes a través del área Metro en Atlanta y en el estado de Georgia. Para conocer más sobe sus derechos y sus opciones, por favor contacte las Oficinas Jurídicas de P. Charles Scholle en línea, por correo electrónico o llamada gratuita al 1-866-972-5287.�